Entrega de 1 a 3 días laborables  |   Envío gratuito a partir de 30€ (Sólo península)

Berenjena blanca

Pack 500 gr
5/5
Pack 500 gr

2,50 Iva Incluido
Ahorra

Sin existencias

Want to be notified when this product is back in stock?

Número de Pack Descuento (%) Precio por Pack
1 2,50
2 2 % 2,45
4 5 % 2,38
8+ 10 % 2,25

MÁS CANTIDAD MEJOR PRECIO

2,50
1
2,45
2
2,38
4
2,25
8+
Directo del campo
A nuestro taller
Envío fácil y directo
Fuera de temporada
Este producto será entregado el 25 de junio de 2024

Compra las deliciosas berenjenas blancas de la Huerta de Pancha. Recolectamos nuestras berenjenas en su punto óptimo para que puedas consumirlas en el momento idóneo.

Adaptamos nuestra huerta para poder cultivar las mejores verduras cada verano. ¡No te lo puedes perder!

Características de la berenjena blanca

La berenjena blanca es una verdura bastante menos conocida que la berenjena común o morada.

A primera vista la diferencia es clara, ya que es una verdura que se caracteriza por tener la piel blanca o color crema, que además es brillante y firme. La carne de la berenjena blanca también es del mismo color; en este punto se asemeja más a la carne de la berenjena morada. Su forma también es similar a la berenjena común, ya que ambas hortalizas destacan por su forma oblonga.

La disposición de las semillas también varía al corte, ya que en la berenjena blanca tienen una disposición triangular, mientras que en la morada son más dispersas.

En cuanto a la textura de la carne, es más suave; además, la berenjena blanca presenta un sabor más dulce que la morada, dejando de lado el ligero toque amargo que aporta la berenjena común.

Cultivos de berenjenas en Málaga

En nuestra huerta, en la zona de la Axarquía, cultivamos las mejores berenjenas blancas de la provincia de Málaga. La primera parte del proceso de cultivo de las berenjenas blancas de nuestra huerta es encontrar una buena tierra en la que llevarlo a cabo. Realizamos el cultivo en el momento óptimo, durante la primavera, cuando se estabilizan las temperaturas a unos 20ºC. 

El abono que utilizamos en las plantaciones de berenjena blanca es totalmente natural, por lo que aseguramos que nuestras berenjenas son frutas completamente orgánicas.

Las necesidades de riego son mayores durante los días posteriores a la plantación, pero siempre sin encharcar el suelo. Tras los primeros días, la técnica de riego que aplicamos sobre la plantación de berenjenas blancas es el riego por goteo, consiguiendo que la tierra esté húmeda pero nunca encharcada.

Por último, la cosecha se realiza a partir del mes de julio. La recolección de los frutos se hace cuando, tras cortar un fruto de prueba, las semillas presentan un color marfil. Otra de nuestras técnicas para saber si las berenjenas blancas están maduras es presionar ligeramente sobre la piel. Si deja una abolladura sabemos que es el momento de comenzar la cosecha.

Para que las berenjenas blancas lleguen de la mejor manera a los consumidores, realizamos las tareas de recolección con sumo cuidado. Con el fin de evitar daños en las piezas de verdura, las separamos de las ramas cortando directamente el tallo con unas tijeras de poda, siempre sosteniendo la berenjena con la otra mano y sin flexionar el tallo

Recibirás tus berenjenas blancas con unos centímetros de tallo aún adheridos a la verdura, ya que evitamos dejarlas al aire para que la piel no se vuelva marrón

Cómo recibirás la berenjena blanca de la Huerta de Pancha

Nuestras berenjenas blancas naturales son recolectadas en su punto más óptimo. Este punto, en el caso de las berenjenas blancas, coincide con el punto de maduración. Es decir, están listos para consumir una vez te llegue el pedido a casa (ready to eat). Estas berenjenas blancas mantienen todo su sabor natural al no pasar por cámaras de frío. Para el empaquetado, utilizamos cajas de cartón 100% reciclables y siempre intentamos que vayan lo mejor protegidas posibles para evitar que puedan sufrir daños durante el transporte. Buscamos la calidad para el consumidor.

Cómo conservar la berenjena blanca

Las berenjenas blancas hay que conservarlas en un lugar fresco sin que les dé la luz directa del sol. El mejor sitio para guardarlas es la nevera. 

Otra forma de conservarlas es evitando juntarlas con otras verduras. Muchas verduras desprenden gas etileno cuando madura y esto hace que las otras que las rodean puedan estropearse antes.

Para aumentar los días de conservación, también podemos envolverla en una bolsa de papel de forma que quede bien cubierta. La bolsa absorberá la humedad y esto retrasa la descomposición de ésta.

En vez de la bolsa de papel podemos utilizar el papel film. Con esto podemos alargar su conservación hasta 15 días.

La congelación es otro truco genial, fácil, sencillo y muy cómodo. Puedes congelarlas cortadas y cocidas. Es una forma de asegurarte que no se estropean y que podrás usarlas en cualquier momento. Las propiedades de la berenjena congelada se mantendrán intactas durante mucho tiempo, así como su textura, sabor y color natural.

¿Se puede comer la piel de la berenjena?

La piel sí se puede consumir, pero lo recomendable es comerla cuando la berenjena es joven. La piel de las berenjenas más viejas es más amarga. Es verdad que la piel de la berenjena blanca es más dura, pero, de igual modo, se puede consumir.

En la piel de la berenjena encontramos gran cantidad de fibra. Más que en su interior. Esta fibra también la encontramos en sus semillas internas.

Además, se han detectado en su piel unos compuestos bioactivos llamados antocianinas, de la familia de los flavonoides, que tienen un poderoso efecto antioxidante que ayuda, entre otras cosas, a reforzar nuestro sistema cardiovascular.

Propiedades de las berenjenas de la huerta

La principal característica que convierte las berenjenas blancas en un alimento muy beneficioso para el organismo es que es una hortaliza con gran cantidad de fibra y muy pocas calorías. Esto tiene dos beneficios principales: favorece la digestión y ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. 

Otro de sus componentes importantes es la cantidad de antioxidantes que tiene, puesto que ayuda a evitar ciertas patologías, como la diabetes, el cáncer o las cardiopatías.

Además, también contiene gran cantidad de minerales beneficiosos para el cuerpo, como el magnesio, vitamina C y K, potasio y folato. 

Todo ello hace que las berenjenas blancas sean una hortaliza con muchas propiedades que pueden hacer que, con un consumo continuado, el cuerpo mantenga estos nutrientes en unos estándares saludables.

7 valoraciones en Berenjena blanca

1-5 of 7 reseñas
  1. Buenísima, para mi la mejor de los tres tipos que conozco

  2. Exquisita, la piel súper fina y muy fresca

  3. Muy rica.

  4. Very good

  5. Muy ricas. A mi me gustan más que las moradas, no son tan ácidas, más dulces y carne más consistentes

Añadir una valoración
Currently, we are not accepting new reviews

Productos relacionados

Scroll al inicio
Mi carrito
El carrito está vacío.

Parece que aún no te has decidido.